viajar. Fotografo Zaragoza. Fotógrafo Zaragoza. Fotógrafo en Zaragoza. Fotografía de paisaje. Fotografía de autor. Fotografía de naturaleza.

Consejos prácticos para viajar con tu equipo fotográfico

En esta entrada os voy a dar consejos a tener en cuenta para todos aquellos que queráis viajar con vuestro equipo fotográfico por el mundo.

Como muchos sabréis, las compañías aéreas cada vez son más restrictivas a la hora de viajar. Tu maleta se tiene que ceñir a unas medidas y un peso específico dependiendo de cada compañía, pero, ¿¿qué hacemos con nuestro equipo??

Todos tendréis en la mente la típica imagen de los empleados del aeropuerto cogiendo tu maleta y lanzándola cual discóbolo a la jaula con las demás. Si no los has visto nunca, creedme, esto pasa en todos los lugares del mundo.

Mi recomendación es que todo el material fotográfico que llevéis lo transportéis siempre con vosotros. Y no es sólo por los golpes que pueda sufrir, que por sí sola ya es una razón más que de peso, sino porque si te roban o desaparece algo, las compañías aéreas se lavarán las manos, al fin y al cabo ellos no saben lo que había dentro y tienen unas indemnizaciones fijadas en estos casos que dudosamente cubrirán el importe desaparecido.

Yo, por lo tanto, siempre facturo una maleta con la ropa, neceser, etc. y porto conmigo una mochila fotográfica en la que llevo mi equipo. Existen muchas opciones de mochilas en el mercado, pero si vais a comprar una, es interesante que el acceso al material fotográfico quede en vuestra espalda, así evitaréis robos en lugares como el metro o el autobús.

Hasta aquí creo que es de sentido común lo que digo, pero voy a ir un poco más allá…

Mis primeros viajes los hacía con todo el equipo encima, metía todos los objetivos, flashes, disparadores, etc. pero pronto me di cuenta que esto era un error. Cuando viajas tienes que ser práctico, y no hay nada menos práctico que cargar durante 10 o 12 horas con muchos kilos a la espalda… Generalmente una vez sales de tu hotel/hostal/albergue nunca sabes cuándo vas a volver.

Cuando regresaba de mis viajes me ponía a examinar algunos detalles que me hicieron ver el error que estaba cometiendo. La mayoría de las veces veía que ese teleobjetivo tan chulo de 1 kilo ni siquiera lo había utilizado, y la mayoría de accesorios que había llevado conmigo ni siquiera los había sacado de la bolsa. Esto me hizo plantearme las cosas de diferente manera.

Lo primero que deberíais hacer es planear el viaje. Una vez os hayáis informado de los sitios que vais a visitar, os recomendaría que hicieseis un ejercicio de imaginación y os situéis por un momento en aquellos lugares. ¿A dónde viajas? ¿Vas a la naturaleza? ¿Vas a una gran ciudad como Londres? Cada lugar es diferente y por lo tanto cada lugar se fotografía de una manera diferente. Por ejemplo, no me imagino yendo a un safari sin un teleobjetivo ni tampoco me imagino yendo a los Alpes sin un gran angular para capturar la grandeza de sus paisajes.

Dicho esto, mi recomendación es que viajéis ligeros, planeéis vuestro viaje con anterioridad y sepáis qué os vais a encontrar en el destino. Yo diría que con una cámara, un zoom luminoso tipo 24-70 y un flash podríais hacer prácticamente todo, pero esto ya depende del tipo de fotografía que hagáis. Vuestro cuerpo os lo agradecerá al final del día y, en aquellas ocasiones en las que echéis de menos algún otro objetivo o accesorio, os servirá para que os exprimáis el coco y mejoréis vuestra visión fotográfica.

Las baterías hay que llevarlas obligatoriamente en el equipaje de mano, ya que está prohibido facturarlas al ser material con contenido químico.

Mención aparte merecen los trípodes. Si de verdad lo vais a necesitar, deberíais saber que desde hace un tiempo están considerados como arma, así que no os quedará más remedio que facturarlo, eso si, os recomiendo que lo metáis en la maleta rodeado de ropa para prevenir desastres. Pero si no sabéis si lo vais a utilizar o no, os recomiendo que no lo llevéis. Es muy molesto cargar con un trípode durante un día entero para usarlo 2 o 3 veces. Siempre podréis ayudaros de objetos urbanos o a una mala, podéis llevar con vosotros un trípode como los GorillaPod, que podréis sujetarlo a cualquier farola o barandilla por ejemplo.

Por otro lado, siempre es importante el tema de la seguridad. Recomiendo buscar en internet si en el lugar que vamos a visitar existe mucha delincuencia, pero por norma general sólo hay que tener un poco de sentido común. No dejar el equipo sin vigilar, llevar siempre todo encima y andar con ojo en momentos de relajación, pues es en esas situaciones cuando los ladrones tienden a actuar. Yo personalmente tengo mi equipo asegurado por lo que pueda pasar, y existe la opción de ampliar la cobertura a nivel mundial durante un período concreto si es necesario. Nunca está de más curarse en salud. Si necesitáis información al respecto, estaré encantado de aconsejaros sobre este tema.

Y esto es todo amigos, ahora que sabéis todo esto, solo os queda viajar, viajar y viajar. ¡Bon voyage!

Summary
Article Name
Viajar con tu equipo fotográfico
Description
Artículo sobre las precauciones a tomar antes de viajar con tu equipo fotográfico